Miércoles

gotero

 

Le dolía todo el cuerpo. Tenía rota una pierna y varias costillas. Los cortes y magulladuras se esparcían estratégicamente para que cualquier postura le resultase incómoda. Pero el dolor era bueno. El dolor pasaría en unas semanas y remitía cada vez que le daban una pastilla. Los recuerdos, por el contrario, embestían sin piedad y convertían en gritos desesperados las palabras del doctor Rabbit.

—     Hemos sido muy comprensivos durante estos días, Claudia —dijo quitándose las gafas y frotándose los ojos con el pulgar y el índice de la mano izquierda—. Entendemos que no haya querido hablar, pero va siendo hora de que responda a nuestras preguntas. Por seguridad. Sigue leyendo “Miércoles”

Susto o muerte

ruso tatuado

 

Desperté y un ruso tatuado estaba allí. Parpadeé pensando –deseando- que el cóctel de Ginebra y Noctamid me estuviese jugando una mala pasada. Otra vez. Pero, sin darme tiempo a girarme y seguir durmiendo, mi alucinación comenzó a hablar con un perfecto acento inglés. Era un sonido pastoso que me llegaba lejano y se hundía en los algodones de mi cerebro.

—     Buenos días, señor… ehh… Green —dijo el ruso, leyendo el pasaporte que solía estar en la caja fuerte—. Hoy es su día de suerte. Sigue leyendo “Susto o muerte”

Una historia, por favor

 

candel-tree

 

31 de octubre, ¡Halloween!

Me podréis decir que esta tradición no es nuestra (aunque parece ser que en Asturias y en Galicia, como buenos celtas, ya celebrábamos el Samaín antes de que Hollywood lo hiciera guay), que es una fiesta consumista (no como la Navidad,  San Valentín,  los cumpleaños, los santos… ¡Ah no, espera! ), que no pensáis disfrazaros por estas fechas en la vida (me lo repetís dentro de tres años)… Me podréis decir lo que queráis pero no me podréis negar que esperabais con ansia esto, y no sólo cuando erais críos. Sigue leyendo “Una historia, por favor”

¡Parece que he convencido a Rosaura!

¡Hola a todos!

Hoy estoy que derrocho sonrisas, gracias y signos de exclamación: ¡¡¡He ganado el 1er certamen exprés de Microrrelatos de Casa Tomada!!! ¡¡Gracias!! 😀 😀 (¿Veis lo que os decía?).

La premisa del concurso era que diésemos respuesta a la carta de amor de un librero a su Rosaura:

aviso

Los que me conozcáis un poco sabréis que eso de que se te declaren en cinco minutos y te quieran organizar la vida no va conmigo así que mi respuesta fue esta:

Ganador

Me voy a dar uno saltinos por ahí 😀 😀

P.D. Ignorad a esa tal Lorena Rodríguez que se esconde detrás de la cortina 😉

sin estrella

alma oscura

Siempre que una mujer le abandonaba, Roberto lamentaba su mala suerte. No era un tipo guapo, con su porte de esqueleto desgarbado y esas ojeras que le hacían parecer siempre enfermo, ni tampoco era muy inteligente. Los profesores siempre habían tenido que repetirle la lección varias veces hasta que él fingía entender o ellos acababan por ignorarle. Tardó mucho en conseguir juntar las letras que se le escapaban del papel y aún ahora le costaba escribir o leer una frase de seguido. Soñaba, a pesar de todo, con leer algún libro importante para poder discutir sobre él con algún gran hombre y demostrar que sí tenía algo en esa alargada cabezota. Sigue leyendo “sin estrella”