Una visita del doctor

cadena puerta

—     Le agradezco estos minutos de su valiosísimo tiempo. Sé que abrirme la puerta ya es de por sí un gran acto de fe, pero déjeme abusar un poco más de su confianza y pedirle que imagine un mundo sin muertes. O al menos un mundo en el que la muerte no nos preocupe más que un simple resfriado. Sigue leyendo «Una visita del doctor»